Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

domingo, 7 de diciembre de 2014

Más de lo mismo

El catálogo de las apps más utilizadas de Google Play en 2014 me produce una cierta melancolía. Ya sé que pretender que los smartphones escriban sinfonías o discrepen sobre los esquemas categoriales kantianos es mucho pedir, pero la sensación de que a nadie se le ocurre nada realmente nuevo es lo que predomina: listas, noticias, radios, retoques, mapas, etc... más de lo mismo. No aparece por ninguna parte algo realmente nuevo, tal vez no pueda aparecer, tal vez los aparatos estén matando la imaginación, como algunos se temen. 
Creo, sin embargo, que faltan cosas por descubrir con esta clase de instrumentos, aplicaciones realmente nuevas, pero tal vez me equivoco.

2 comentarios:

Jorge Caneda dijo...

Ah ¿porqué será?

Haces una observación que invita a todo tipo de especulaciones.
1. ¿Es posible que en cada generación solo haya un número limitado y chico de inovadores? Para "inventar" hay que salirse del modo habitual de ver las cosas. Si observamos el momento de la introduccion de la imprenta desde el punto de vista de la inovacion ¿Que vemos en los 560 años uqe han pasado desde esta perspectiva?
2. ¿Es posible que un porcentaje de los inovadores se mantengan al margen del nuevo medio, o inclso que lo rehuyan?
3 .....

José Luis González Quirós dijo...

Es evidente, es decir, me parece claro, que el número de innovadores e inventores es siempre menor que el resto, y que es un número pequeño. Lo que creo está sucediendo es lo siguiente: 1. El medio digital da para muchas nuevas creaciones, vivimos en un ambiente propicio a la innovación, lo que activa el ingenio de muchos que no lo habrían puesto en marcha en otras atmósferas. 2. Sin embargo, la presión empresarial por explotar a fondo las posibilidades de cada invención frena el posible incremento del ritmo.
De todas maneras, se ha abierto un mercado de invenciones en que no solo hay inventores productores, sino que juegan los inventores usuarios, y eso creo que no había sucedido antes, al menos con la intensidad con que ahora ocurre. Es interesante. Un abrazo,