Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

domingo, 23 de noviembre de 2014

Wearables de muñeca

Me he mantenido un tiempo a la expectativa hasta formarme una opinión sobre si los relojes pueden ser un complemento o un substituto de los smartphones. Tengo que aclarar que, tras una larga época de aficionado a los relojes de muñeca, una de las pocas cosas de  las que suelen presumir los varones, he decidido desprenderme de ellos y llevo casi dos años sin usarlos, de manera que tal vez no sea mínimamente objetivo en mi juicio.
Mi impresión, cada vez más asentada, es que todo ese empeño por trasladar el móvil a la muñeca es un empeño vano, no cuajará, porque es profundamente incómodo y no deja de ser un cacharro más, pero, pese a esta actitud mía, hay que reconocer que cada vez tienen más utilidades... pero ninguna que sea realmente asesina, eso creo. 

No hay comentarios: