Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

martes, 11 de noviembre de 2014

Una discusión sobre Google

Les transcribo un intercambio de opiniones sobre el papel del buscador Google: se trata de una conversación entre mi hermano Antonio, que es informático y suele saber de lo que habla, y yo mismo, que no soy informático pero sí muy partidario de meterme en charcos. Como es larga, la trocearé en varias entregas. La conversación se inicia a partir de la situación de los editores alemanes en su pugan con Google, tal como puede verse aqui. A este respecto, Antonio dice: 


La red es libre. Esto, no solo es muy importante, sino que casi todo el mundo lo admite y lo apoya. Creo que se ha llegado al punto actual entre otras cosas gracias a este principio. Sin embargo, GOOGLE impone condiciones (!) que tienen que ver con cosas ajenas a la red o al contenido de lo publicado. Por tanto, lo probable es que tengan que ver con sus intereses económicos.  Esta imposición de normas y criterios, han podido hacerla sobre la base de su dominio (más bien monopolio) sobre la red. Si accedes a las directrices para webmaster de Google, te encuentras un prontuario de instrucciones del tipo "publica contenidos de aquello que tengas conocimientos".., "genera valor..", "construye bien la web..", "se respetuoso..", que son todos ellos como si estuviésemos en una clase de religión (nosotros), mientras ellos están al negocio!!!! Se bueno, crea cosas, que yo las distribuyo, gano dinero y a ti también te ira mejor. Esta es la filosofía. Y esta es también la realidad por su posición dominante.

En el caso de los alemanes, por no desviarnos, resulta que como no están de acuerdo con ellos, Google les ha reducido la cantidad de información que muestran de sus publicaciones, habiéndoles mermado considerablemente su tráfico, con lo que los alemanes han tenido que dar marcha atrás. A mí, me parece que esto es un “chantaje” puro y duro, realizado sencillamente porque pueden y tienen una posición superdominante. Además, el desacuerdo no es por causas filosóficas o de modelo de negocio. Es un tema de dinero. Entiendo que cada uno puede decidir estar o no en Google, y también la forma en la que aparece. Sin embargo, aquí los de Google han decidido la forma en la que deben de aparecer los editores alemanes, después de que ellos les hayan denunciado.
El buscador Google no crea nada, simplemente te muestra, aunque si pagas apareces en la primera página. Los editores o los creadores de productos, estaban aquí antes que google, y en cualquier caso son los que crean la información y el conocimiento que Google ofrece. Hay que ser muy cuidadoso, Google ha llegado a esta posición en virtud del desarrollo tecnológico, pero ello no es razón para que imponga normas, ya que esto le corresponde en nuestra época a los gobiernos. El propio responsable de Google, Eric Schmidt; en una famosa entrevista en 2010 dijo que Google llega siempre al límite de lo “espeluznante”, pero nunca lo sobrepasa..!!

Creo que no hay ejemplos similares en la sociedad (actuales o históricos) de la problemática que plantean las redes, la web, Google, Facebook, Amazon, etc. Hay vacíos legales y de conocimiento, pero lo mismo que los jueces deben de modernizarse para entender los delitos modernos de índole financiero o tecnológico, los legisladores deben de tener muy en cuenta lo que hacen estas empresas y sobre todo lo que están planeando hacer. De lo contrario vamos a asistir a un autentico “1984”.

Es muy fácil conocer los planes de El Corte Ingles o de Carrefour y decirles, aquí si puedes construir y aquí no, o esto si lo puedes vender y esto no, etc. Sin embargo es un reto tener una idea similar en lo concerniente a las empresas tecnológicas. Bueno, es una contestación quizás algo rápida, pero es lo que me ha salido a bote pronto.

Tras pensar en sus argumentos, le contesté, punto por punto, pero eso se lo contaré mañana. 





No hay comentarios: