Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Mis argumentos pro Google, relativamente

Esto es lo que le respondí a Antonio González Quirós, mañana daré su contestación a estas observaciones:

Me interesa mucho lo que dices, pero no acabo de verlo. A bote pronto, y para que sigamos hablando, te señalo lo que creo son algunos puntos débiles de tu argumento:

1. O Google tiene un monopolio o no lo tiene. Yo creo que no lo tiene, porque tu mismo puedes prescindir de ese buscador y usar otro.
2. El "monopolio" que tengan es el resultado de su trabajo, no de ningún privilegio del que carezcan los demás. Nada que objetar: siempre, o casi siempre, hay uno que va el primero. El que va primero se protege para seguir siéndolo, pero no siempre le sale bien, y eso hace todo el mundo.
3. Dices que Google manipula la información: eso es lo que hacemos todos, no existe información pura en ninguna parte, toda es elaborada y no puede ser de otra manera. Si en la elaboración pierdes fiabilidad, pierdes audiencia, al menos en teoría, aunque en la práctica no siempre sea así. 
4. O maneja información confidencial o no la maneja: no creo que lo haga, pero en la medida en que lo hiciere debiera ser encausada como cualquiera, y no creo que en EEUU sean poco sensibles a eso, en especial los rivales de Google.
5. No creo que restringir su capacidad de información poniendo precio a los datos base que usa, que es lo que pretenden los editores, sea una buena política. De ser buena, los editores debieran pagar a quienes les proporciona esa información, y así hasta el infinito. No veo claro que los editores tengan más derecho que Google a cobrar por una información. Donde creo que está el problema es en que Google ha establecido una forma nueva de financiar el mercado de la información que, como todo, tiene sus inconvenientes, pero que no es una forma perversa respecto a supuestas formas inocentes previas. Es el mismo negocio, con las mismas limitaciones y los mismos intereses, sólo que en  una escala distinta y con unas tecnologías y procesos muy distintos. El periodismo, en particular, nunca ha sido inocente: los historiadores del periodismo advierten continuamente que esa manera idealista de presentar su trabajo como un servicio público es profundamente falsa, e hipócrita, por tanto, y que, de haber existido, lo ha hecho en muy breves oportunidades y solo de manera relativa.
6. Naturalmente que tiene que existir un código de comercio, pero los medios y agencias que se lo quieren imponer a Google siempre dicen que la mejor ley de prensa es la que no existe. Creo que debe ser una preocupación de la comunidad política la que determine estos asuntos, no las presiones de un grupo empresarial en declive.
7. Los que no estén conformes con lo que hace Google deberían intentar ganarles o aproximarse mucho a ellos, más o menos como ha hecho Google-Android con IOs y Samsung et alii contra los mismos. Las peleas por las patentes que intentó Apple, y que eran puramente legales, ya se han resuelto, en lo que yo sé, y se ha visto que no han servido para frenar a los competidores. En resumen, me parece mal sistema intentar frenar a Google a la francesa, con el apoyo de la ley.

Sea todo dicho de la manera menos dogmática  posible, porque no estoy seguro de algunos datos, ni de entender bien el fondo del asunto, pero es lo que me sale. 

No hay comentarios: