Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

sábado, 14 de diciembre de 2013

Tengo que volver a hablar de mi Nexus 5

Y no por nada, sino porque lo he perdido, y aunque este sea un blog recóndito, pues estaría bien que las redes sociales y todo eso de que tanto se habla hicieran un milagro. El caso es que lo he perdido entre las cinco y las seis de la tarde de hoy sábado entre la calle Alberto Aguilera y mi casa, en la calle Almansa. Es negro y muy finito, además, apenas tenía tres días. Se que esto es como tirar una botella al océano, aunque el número de chorizos es probablemente mayor que el de tiburones,  pero si un alma de Dios lo ve y lo entrega a las autoridades o me da un toque, me daría una gran alegría, y no  solo (me cuesta no acentuarlo, pero lo dice la RAE) por el teléfono, sino por todos nosotros. Gracias y disculpen el cotilleo, pero también es parte de la cultura, al menos de vez en cuando. 

No hay comentarios: