Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

viernes, 27 de diciembre de 2013

Cada día es más difícil escoger

Me refiero a los teléfonos inteligentes y, en concreto, cada vez es menos lógico gastar mucho dinero en marcas. He comprado un modelo español, el Mismart Wink de Wolder,  y estoy encantado, por precio y rendimiento, pero hay muchos más, españoles y que no lo son, que merecen realmente la pena. Ahora mismo, por ejemplo, se puede comprar una especie de mixto entre teléfono y tableta de Bq que ya ha demostrado sobradamente su calidad y a menos de la mitad de precio del de marcas más gloriosas, pero no mejores. Se puede pagar más por mejores detalles técnicos, mejor pantalla, sistema más nuevo o potente, mejor cámara o más o menos tamaño, pero dejarse llevar por la marca me parece un error, y resulta dudoso que, para la mayoría, las diferencias técnicas justifiquen los precios excesivamente altos. 

No hay comentarios: