Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

domingo, 10 de noviembre de 2013

Retorno a los viejos teléfonos

Por un error de cálculo de tiempos y fórmulas, me he quedado sin mi HTC One, bueno, especialmente la cámara, pero con defectos que me sulfuran, y no he conseguido todavía mi anhelado Nexus 5. Estoy usando un estupendo Nokia 2730 classic con algunos años y algunas pretensiones y, la verdad, es que no hay color, aunque como teléfono sea tan bueno como puedas desear, pero cuando te has acostumbrado a tener en la mano un buen smartphone, estos viejos cacharros resultan peor que aquellos coches que había que arrancar con manivela, o las motos con golpe de pedal, que se veían en mi juventud. El avance ha sido infinito, o casi, así que pido perdón por las críticas que haya hecho ocasionalmente a cualquier modelo de teléfono inteligente. Si se superan los hábitos de la edad, cualquier comparación resulta odiosa.

No hay comentarios: