Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

viernes, 1 de noviembre de 2013

Cómo va la cosa de los libros digitales, o electrónicos

Según el vicepresidente de Kindle en Europa, las ventas de libros digitales en Amazon duplican ya a las de libros impresos. Es normal. No hay color en precio, pese a la carestía digital de la que Amazon es también culpable, ni en comodidad, además de que en las casas no queda sitio y los libros viejos se acaban perdiendo y estropeando. En España vamos lentos, pero vamos. Nuestro problema es el de siempre, no hay público, no hay lectores, no hay periodistas excepcionales, no hay autores de primerísimo nivel, con las excepciones de cortesía, incluso de rigor. Es un círculo vicioso que el desarrollo tecnológico está haciendo más visible, pero no sirve de nada pretender echarle la culpa de nuestras carencias al hecho de que existan mejores posibilidades, más rápidas, más baratas. Eso crea nuevos problemas, como la visibilidad, o no tan nuevos, porque tampoco es fácil encontrar un libro físico en una de las pocas buenas librerías que quedan, pero todo lo que no sea trabajar para superar esas nuevas barreras con calidad e imaginación, es perder el tiempo... y el dinero. 

No hay comentarios: