Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

domingo, 13 de octubre de 2013

¿Seremos vendidos o podrá evitarse?

Parto de la base de que la publicidad en la red es necesaria, molesta paro inevitable: es un reflejo de que un mundo de mercancías es, de lejos, el mejor soporte de la libertad, también la consecuencia de poder ejercerla. Ahora bien, la actividad publicitaria de la red puede convertirnos en productos, en avalistas de productos a nada que hagamos algunos comentarios sobre ellos. Esto no parece muy deseable pero los grandes están trabajando en ello  y seguramente encuentren la forma de hacerlo llevadero, pero asusta un poco, la verdad. Este refrendo popular de los productos a la venta ya se hace, mediante encuestas, análisis de mercados, mil procedimientos, pero lo que ahora se anuncia es otra cosa: nuestra cara diciendo a nuestros amigos, los de verdad, que nos gusta tal coche o tal hamburguesa. No sé si llegará a buen puerto, pero no me parece muy deseable que lo haga. 

No hay comentarios: