Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

viernes, 15 de marzo de 2013

Cuando los hackers están dentro

Desde el principio, los hackers han tenido una fama equívoca, han sido una especie de Robin Hood de los parias de la tierra en el paraíso de los "señores del aire", por emplear el título del libro de Javier Echeverría, pero tal vez sea hora de poner los mitos a remojar.  Un empleado de una corporación californiana está acusado de ayudar, desde dentro, a los hackers para meterse en la casa a la que debiera servir. No le auguro nada agradable al hacker agente doble, pero creo que tenemos que preguntarnos qué significa todo esto: ¿qué el trabajo de corporaciones y hackers es parecido? ¿qué es tan legítimo hackear como construir? y otras cuestiones parecidas. La tendencia contemporánea a homologar como base del derecho la pura voluntad, o los simples sentimientos, hace que estas preguntas, y otras parecidas, sean especialmente necesarias, y que la respuesta esté menos clara de lo que los liberales tenderíamos a considerar, creo yo. Me parece evidente que las leyes pueden, y deben, cambiarse, que han de cambiarse cuando haya buenas razones, y que el asalto a los lugares ajenos, con o sin ayuda de insiders, deberá ser siempre un comportamiento delictivo, pese a las leyendas, la  literatura, y la tendencia de Hollywood a ganar dinero con lo que sea.
.

No hay comentarios: