Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

sábado, 3 de noviembre de 2012

Va de comparaciones

Me ha hecho gracia esta comparación, en plan test concienzudo entre productos que no se compran por razones sino por emociones. La cosa es tan grave que es casi imposible creer que ciertas crónicas informativas se refieran a los mismos productos: se habla de Surface o de Windows 8, de I pad mini o de los Nexus como si se fuese un musulmán estricto, un cientificista riguroso o un fundamentalista cristiano, y eso hace difícil ser razonable y llegar a creer que se elige por motivos fundados: en la cumbre de la tecnología de consumo encontramos el abismo emocional más irreductible, ¡qué curioso y qué interesante!

No hay comentarios: