Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

martes, 4 de septiembre de 2012

Resulta que no influyen tanto

Las anteriores presidenciales en EEUU fueron el momento de máximo prestigio político de las redes sociales a las que luego se llegó a atribuir nada menos que la primavera árabe, que ni era árabe ni primaveral. Error sobre mentira, mentira sobre error, o como quieran, pueden elegir. Ahora parece que las redes sociales no cuentan gran cosa en la campaña de 2012, lo que es más verosímil que la orgía de supuestas influencias del 2008. Toda red es, por definición, un ciclo cerrado, a veces sorprendente, pero cerrado, y las sociedades democráticas deben ser abiertas, nada que ver, aunque puedan ser de ayuda..., ¡si hasta la prensa sirve!

No hay comentarios: