Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

jueves, 30 de agosto de 2012

Patentes y competidores

La disputa de las patentes entre Apple y Samsung (marca que, de alguna manera, hace de muñeco por Google/Android, con quien Apple no se ha atrevido) está lejos de concluir, pero los primeros efectos tras la victoria de Apple están siendo menores de lo que realmente hubieran debido, de tratarse de un asunto serio. Samsung ha bajado un poco en Bolsa, pero Fitch no ha modificado su valoración; Google anuncia que la oficina americana de patentes va a revisar algunas de las que Apple invoca y añade que las que ha pleiteado no afectan al fundamento de su sistema operativo, que es lo que realmente está haciendo daño a Apple, cuya marcha, por lo demás, es envidiable. Todo puede quedar en una escaramuza judicial poco admirable, dentro de una guerra de marketing de resultado incierto. En mi opinión, el fondo de las demandas de Apple es insostenible e incompatible con la deseable dinámica de progreso tecnológico, pero está visto que de los leguleyos no hay forma de librarse ni cuando se trabaja en las fronteras de la tecnología. Puede que eso suponga alguna garantía, pero yo lo veo, sobre todo, como un tributo, como algo que no acaba de gustarme.

No hay comentarios: