Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

jueves, 31 de mayo de 2012

La descortesia

A diferencia del mundo físico, en el mundo de las redes, es bastante fácil llamar a la casa del vecino. Es descortés hacerlo para cosas que no se requieran, y es muy descortés hacerlo de manera insistente. Yo creo que todo lo de las redes sociales constituye un instrumento para importunar que hay que soportar con cierta paciencia, pero habría que inventar modos de cerrar el paso a los excesos, cosa que no es fácil. Todos los que escribimos corremos el riesgo de ser descorteses, y la red puede hacer mucho mal en nuestro nombre. Pido disculpas a quienes pueda importunar, aunque no sea más que para ver si consigo que algunos dejen de darme la vara a domicilio que yo no les doy, al menos de manera habitual. 

No hay comentarios: