Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

martes, 8 de mayo de 2012

Errores que se resisten a morir



Hay muchas cosas en las que la educación española sigue pendiente de viejísimos prejuicios, como en aquella escena cuasi onírica que Ortega atribuía a  nuestras universidades, la sombra de un profesor pasando lista sañudamente a las sombras de unos estudiantes.
Ese mundo oscuro persiste en su realidad porque se ha convertido en emblema inexcusable de una retórica que es responsable del mayor error de cuantos afectan a la educación, la idea de que todo consista en horas de clase, en largos planes de estudios, en echarle mucho tiempo para simular que se ha hecho algo realmente difícil. Asistir a clase se ve así como la única actividad significativa, y con ello se olvida lo  esencial, que el alumno, de cualquier nivel, tiene que estudiar, leer y pensar, y que el profesor, de cualquier nivel, tiene que ocuparse de que el alumno aprenda, de atenderle, orientarle y ayudarle, y no meramente en darle clases. Como toda idea desquiciada, esta burbuja incontrolable ha conducido a innumerables absurdos y disparates.
Afortunadamente, empieza a cobrar cuerpo la conciencia sobre lo inútil de este sistema, que reverencia el rito presencial más allá de cualquier medida, y de las actitudes que lo nutren. Mucho tienen que cambiar las cosas para que una nueva educación se ponga en marcha, pero es una de las pocas armas con que contamos  para abrirnos paso en un mundo cada vez más complejo, más exigente y que se resiste bravamente a ser tolerante con la mediocridad. Algo está cambiando, sobre todo por ahí fuera, cuando un buencurso de robótica en la red puede llegar a tener 150.000 alumnos, o cuando hay profesores en cuyos blogs hay miles de entradas un día cualquiera.
[Aparecido en Ambos mundos]

1 comentario:

EQ dijo...

El otro día, un compañero, con responsabilidades en mi centro de enseñanza, me dijo: "Estamos aquí para vender cursos, lo mismo que en Mango venden camisetas".

Qué opina de esta forma de pensar dentro de un equipo de profesores?

Saludos