Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

lunes, 13 de febrero de 2012

Una de turismo


He cometido la insensatez de pretender visitar en domingo ciertos monumentos históricos relativamente remotos. Es absurdo, pero todos ellos tienen un horario de apertura perfectamente rutinario y funcionarial: cerrado los sábados y domingos, que es cuando los simples mortales pueden intentar acercarse a estos lugares remotos y visitarlos. Es literalmente increíble que un país con tantos recursos de este tipo los tenga muertos, y que con las posibilidades que ofrece la web no se puedan concertar visitas a estas ruinas, iglesias o castillos con cierta garantía para el curioso atrevido. ¿No hay algo así como una secretaría de estado de turismo? Muchas veces creo que nuestro paro es la otra cara de la pereza intelectual, de la falta de iniciativa: aquí hay todo un panorama de trabajo y alguien debería ponerlo en marcha por el bien de todos. 

No hay comentarios: