Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

viernes, 13 de enero de 2012

Lo dice Schmidt

El de Google, y es santa palabra: "A mí no me preocupa si me copian. Me preocuparía si sacaran mejores productos que el mío". Detrás de las protecciones de derechos se ocultan, muchas veces, auténticos frenos a la competencia, al progreso común; es evidente que la autoría exige un respeto, pero no poder usar lo que otros han descubierto es algo más que una pretensión razonable. ¡Qué sería de nuestro mundo si Newton u otros genios de su nivel, si es que los hay, hubiesen pretendido patentar sus hallazgos! Es evidente que tenemos un problema, y que no es fácil, pero la guerra de patentes es un disparate y el proteccionismo a ultranza de la supuesta propiedad es el colmo de los errores. 

No hay comentarios: