Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

miércoles, 16 de noviembre de 2011

El siglo del cine y de las mujeres


María Caballero Wangüemert, Ed. Mujeres de cine. 360º alrededor de la cámara, Biblioteca Nueva, Madrid 2011, 379 páginas, 


Nuestra época ha sido, a un tiempo, el siglo del cine y el siglo en el que el protagonismo femenino se ha hecho presente en múltiples dimensiones, tras una larga historia de ocultaciones y ambigüedad. María Caballero ha partido de esa coincidencia decisiva para editar un volumen que debiera leer de cabo a rabo cualquier cinéfilo, pero también cualquier persona interesada en la cultura contemporánea, o por la presencia y la imagen femenina. Se trata de un libro muy plural, por las voces, por los temas y por los autores, hombres y mujeres, profesores, escritores, filósofos, críticos, cineastas.

Contra lo que es desgraciadamente frecuente en esta clase de publicaciones, el libro se lee con facilidad e interés porque la editora ha debido instruir a los autores para que no se dejen llevar de ese feo vicio académico que, amen de escribir mal, se recrea en disquisiciones que no interesan a (casi) nadie. Partiendo, pues, de la agilidad con la que están compuestos los dieciocho capítulos del libro, nos vamos encontrando con una gran variedad de cuestiones que van desde los viejos antecedentes literarios de algunas historias fílmicas, hasta el trabajo de directoras y guionistas tan actuales y conocidas como Kathryn Bigelow, que ha filmado una de las cintas bélicas más sorprendentes y eficaces de la saga posterior a la guerra de Irak. El análisis del papel femenino en determinadas películas clásicas pasa por revisar personajes tan complejos como el que interpreta Emma Thompson en Lo que queda del día, con guión de una escritora, Ruth Prawer Jhabvala, estadounidense de origen polaco-alemán, casada con un arquitecto hindú, que supo transformar en imágenes la notable novela  de Kazuo Ishiguro sobre la servidumbre de la gran aristocracia inglesa de los años treinta del pasado siglo, o por un excelente análisis del cine de Woody Allen, o por un repaso a la figura de Mary Shelley, para referirme solo a algunos ejemplos.

El cine no ha dejado tema por tocar, y su eficacia y popularidad ha afectado de manera eminente a la imagen de la mujer, sea como asunto, sea como creadora, como directora o como interprete. En este libro encontramos un remanso de reflexión ante la catarata de imágenes de todo género que trae consigo el fenómeno fílmico, algo que, si no me equivoco, podrá producir un enorme placer rememorativo y crítico en quienes hayan gustado de cualquiera de las  buenas películas analizadas, como son todas las aquí llamadas a capítulo, desde perspectivas muy variadas. 

No hay comentarios: