Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

lunes, 3 de octubre de 2011

Las otras ediciones digitales

Los poderes públicos suelen adornarse con plumas de editor. Saben tanto que no tienen otro remedio que divulgar y dan en ser Mecenas de ediciones de lo más variopinto que, por lo general, apenas interesan ni al autor de esas líneas editadas, casi siempre, de modo lujoso y hortera. Si el destino del libro es morir, el de los libros oficiales se podría llamar eufemísticamente interrupción voluntaria del parto, porque la mayoría de los libros no llegan a salir de su seno natural, del almacén.
El nuevo gobierno de Aragón ha descubierto que sus antecesores se habían gastado cerca de un millón de euros en mantener el almacén de libros olvidados, y luego dicen que el pescado es caro. Esa es la digitalización que entienden los gobiernos, el decidir a dedo qué se publica, y guardarlo bien para que no se estropee por el calor: ¡será por dinero!

No hay comentarios: