Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

lunes, 18 de julio de 2011

Tonterías a propósito de la tecnología



Una de las propiedades más notables de la tontuna es su infinidad temática; no hay terreno vedado para la idiotez, y se sabe también que, como decía maliciosamente alguien de alguien, se puede ser tonto en nueve lenguas distintas.
Lector como soy de las noticias que atañen a las novedades en las tecnologías digitales, creo que puedo asegurar que hay un tipo de tontería recurrente muy característico del caso. Tiene que ver con la supuesta merma de las capacidades intelectuales que, al parecer, causa de manera inevitable la familiaridad con estos entornos tecnológicos. Como todas las tonterías de raigambre, ésta aparece con una gran multitud de disfraces, como si quien las perpetra fuese consciente de la debilidad intrínseca de la memez, aunque no suelan ser gentes muy avisadas, y sintiera la necesidad de revestir su estúpida carencia con un disfraz académico aparatoso. 
La última versión del caso es la que pone en relación el uso de Google con la pérdida de memoria. Se trata, como es fácil de adivinar, de la enésima reedición de las reservas platónicas contra la escritura, eso sí, puesta bajo el solemne amparo del asombro que causa el que, “hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad”.

No hay comentarios: