Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

lunes, 20 de junio de 2011

¡Más madera!

El ICANN ha decidido que se podrán ampliar nombres de dominio de primer nivel genéricos (gTLD) y de códigos de países (ccTLD), así como de la administración del sistema de servidores raíz, de forma que podrán tener dominio de primer nivel las empresas que se lo paguen y las ciudades que se empeñen en ello, imagino que también las entidades locales, de manera que podría haber llegado la hora de catalunya injustamente postergada por la infausta coincidencia del añorado cat con un significado anglo-gatuno. Hasta el momento existían unos 22 dominios gTLD y cerca de 250 ccTLD. 
No consigue alegrarme la noticia que, evidentemente da muestra de que la tecnología ya no tiene que ahorrar ni en dígitos ni en letras, pero no le veo a la novedad más que un afán recaudatorio bastante ordinario. No creo que nadie haya experimentado ningún trauma por la sintaxis de los dominios, aunque es posible que esto sea un avance hacia una libertad total a la hora de denominar los sitios. No sé si conocen la anécdota  que se atribuye a Valle Inclán en relación con Echegaray, autor contemporáneo y premio Nobel, al que, como homenaje se le dedicó a una calle de Madrid. El gallego  no soportaba a Echegaray, hasta tal  punto que cuando enviaba una carta a un amigo suyo que vivía en la calle con el nombre de su detestado escritor no ponía en la dirección "Calle de José Echegaray", sino "Calle del viejo imbécil" y, según parece, el servicio de correos se las arreglaba para entregar la carta correctamente, es obvio que eran otros tiempos.  

No hay comentarios: