Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

domingo, 5 de junio de 2011

La telefonía fija en retirada y la resistencia al cambio

Según el último informe de la CMT la telefonía fija sigue perdiendo número de líneas de modo que ya está en torno a un 30% del de líneas móviles. Me parece que todavía sigue existiendo un motivo tarifario para que esa diferencia se mantenga y un desnivel en la calidad de los servicios. Ambas cosas deberían ser más estrechamente vigiladas por la CMT y por el Parlamento, para evitar los evidentes abusos de las compañías, en prácticas y en precios, que reflejan una diferencia sustancial con lo que pasa en otros países de nuestro entorno.
De todas maneras, hay también un interesante sesgo cultural en este asunto, la tendencia de todos, y por supuesto de los mayores, a no prescindir, incluso ceteris paribus, que no es el todavía el caso, del cable del teléfono, del hábito de hablar en según qué sitios etc. etc. Creo que son muchos los casos en los que actúa esta tendencia anti-cambio de manera muy fuerte. Citaré lo que me parecen dos ejemplos clarísimos. Uno es el del rechazo a la introducción de los lectores de libros, un rechazo que, por supuesto, está siendo sañudamente promovido por los intereses de nuestros cejijuntos editores. El segundo es el retraso en adoptar los sistemas de video llamada absolutamente gratuitos a través de PC, por ejemplo con gmail que incluye un Chat gratuito de voz e imagen que es una maravilla. Es un asunto que se retrasa, además, por la resistencia a usar los sistemas de gestión de correo más avanzados para seguir atado al correo de gestión local. Se trata de servicios muy eficientes, gratuitos y muy atractivos que permiten gestionar todas las cuentas de correo desde cualquier lugar y con los que, además, puedes conversar cara a cara con las personas que más aprecias, con las que más te apetece ver. Como el sistema te permite ver quiénes de entre tus contactos están en condiciones de verse contigo a través del PC de forma instantánea y gratuita no deja de asombrarme lo lentamente que crece el asunto. No me importa mucho porque ya tengo las conexiones que más echaría en falta, pero el caso me parece digno de meditar.

No hay comentarios: