Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

miércoles, 15 de junio de 2011

Reciprocidad generalizada

Una de las ventajas que obtenemos del uso de la red, cuyo significado a veces se nos escapa, es la extensión de formas de colaboración anónima, gratuita, y muy útil, y que, además, se puede obtener de muchas maneras. Me he fijado en este punto gracias a una reflexión de José Antonio Millán,  a propósito de la traducción cooperativa, sobre cómo Internet sigue siendo un universo de reciprocidad generalizada.
Desde un punto de vista general cabría decir que el ideal sería que todos aportásemos en una medida similar a la que podamos recibir, aunque es evidente que hay una desproporción en esto. Lo importante es que la red pueda mantener siempre ese espíritu, que no está reñido con el mercado sino que constituye un requisito y un acicate para el comercio, porque eso supone una mejora sustancial en la manera que tenemos de relacionarnos unos con otros, y todos con la información disponible.
Creo que en España el desequilibrio entre lo que tomamos de la red y lo que ponemos en ella es muy grande, así lo indican todos los estudios que he podido ver, y esa es una diferencia que debiera avergonzarnos. Esa “falta de generosidad” con la red es una tara que habría que superar y, si no lo hacemos, será una rémora en nuestro desarrollo intelectual, moral y mercantil, al menos así lo veo yo.

No hay comentarios: