Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

martes, 14 de junio de 2011

Facebook parece tocar techo

Según informa la buena sección de tecnología de El Economista, FB pierde por primera vez usuarios en los EEUU. Imagino que habrá interpretaciones de todos los gustos para explicar el aparente frenazo. Como yo tengo un prejuicio incoercible hacia la novedad y la utilidad de las redes, creo que es normal que lleguen, antes que después, a su punto de retorno, cosa que pasa con todo lo humano. En el caso de FB, en particular, creo que son mayoría los usuarios que experimentan su pertenencia a la red como una obligación, algo que hay que hacer, sin más,  y que hace ya tiempo ha dejado de ser manifiestamente útil o atractivo. En realidad, fuera de conocer mejor el árbol de las relaciones humanas, sin que se haya revelado nada que no pueda considerarse razonable, y la curiosidad que eso provoque en algunos casos, la red social no permite nada que no pueda hacerse de otra manera, me parece, sin necesidad de pasarte el día diciendo que sí a la nube de amigos que desean que les reconozcas como tales, cosa que sirve para mandar un saludo a los que llevas más tiempo sin ver, y poco más. Debido a mis años, no sé que otras utilidades realmente interesantes le pueden sacar los chicos más jóvenes, como parece haber ocurrido en España especialmente con Tuenti; si a eso se añade la idea del "me gusta" que se puede incorporar en cualquier otro entorno y que tampoco ha sido un invento de FB, la verdad es que me cuesta encontrar razones para que siga creciendo el número de adeptos y su entusiasmo por el servicio.
Con Tweeter  pasa algo parecido, aunque amplifica bastante la capacidad de cotilleo, de extender el murmullo de interés por algo hacia horizontes más amplios, pero las revelaciones sobre los trending topic y los hastags son desoladoramente previsibles. 
Puestos a especular un poco, lo que diría es que las redes han hecho realidad una pura posibilidad, pero con resultados poco interesantes; como en general confundimos las posibilidades con las posibilidades interesantes, y no sabemos hasta qué punto lo son algunas sin que las explotemos a fondo, es normal que las redes sociales hayan hecho el recorrido que han hecho, pero me parece que, aunque seguramente se vayan especializando, en buena medida lo han hecho ya, por las ventajas que obtengan determinados núcleos de usuarios, su crecimiento ha alcanzado ya, o está a punto de alcanzar, el cenit. Además, se ha hablado tanto de ellas, que es probable que el ruido que producen esté impidiendo que se den a conocer cosas más interesantes, más nuevas y de mayor utilidad. Eso creo. 

No hay comentarios: