Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

sábado, 11 de junio de 2011

El día del IPv6

El ocho de junio se ha celebrado, a efectos de dar a conocer los nuevos proyectos, el día de IPv6, es decir, una prueba del funcionamiento del nuevo protocolo IP al que acabarán migrando la mayoría de los proveedores, asunto en el que han colaborado más de 1000 compañías de Internet y, entre otras, Google, Facebook y Yahoo. Si no lo entiendo mal, el problema es que el protocolo vigente ya no da para admitir muchas direcciones nuevas, un registro que crece como la espuma, y al que el nuevo estándar dotará de una capacidad exponencial. Bien venido sea, pero el problema de Internet es, me parece, no solo de tamaño, sino de orden, de selección. Se trata de un problema que se irá resolviendo porque es ilógico pedir peras de precisión al olmo del crecimiento desordenado, que, en cualquier caso, es una condición previa de cualquier orden inteligente, flexible y deseable.
Hay inmensas zonas de orden en Internet, pero están al abrigo del público en general; lo interesante será cuando empiece a haber servicios de enorme calidad cultural e intelectual al servicio de todo el mundo, lo que no siempre querrá decir gratuitos, tema que se verá con lentitud y caso por caso, pero lo que es conveniente es que empecemos a ver la red como una ciudad hermosa, excitante y relativamente segura en que podamos encontrar de todo, y no como esa especie de selva en la que pululan justicieros anónimos, tan llenos de buena intención como grávidos de efectos lamentables, incluso nefastos. Siempre será preferible que Internet se parezca más a una ciudad como Lausanne que a Mogadiscio o Ciudad del Este, o que recuerde más a la Biblioteca del Congreso que a un vertedero del tercer mundo. No vamos mal, pero siempre conviene recordarlo.

No hay comentarios: