Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

martes, 31 de mayo de 2011

Tabletas y smartphones

Una de las cosas que me llaman la atención en el muy competido mundo de la informática ligera, es que Google vaya a mantener, finalmente, un nuevo sistema operativo, el Chrome OS para sus portátiles sin disco duro, todo en la red. Eso significa que va a explotar dos SO para dispositivos ligeros, el estupendo Android, con el que se puede hacer de todo, y el prometido Chrome OS que, a nada que se parezca a su homónimo el navegador Chrome, será también muy bueno. ¿Tiene sentido esa dualidad? Al final las tabletas, los smartphones, y los portátiles del tipo del Chromebook, van a ser útiles para lo mismo, se van a distinguir por el tamaño y la comodidad, pero no por las funciones ni las capacidades, o muy poco. ¿Cuál es la estrategia de Google? Es probable que esté pensando que con Android no podría llegar nunca a los ordenadores grandes, y que desarrollando el Chrome OS sí podría hacerlo para amenazar esa comodísima posición de Microsoft en el sector de los PC de sobremesa y de los equipos, digamos, profesionales.  Al fin y al cabo, ya se ocuparán otros, como lo hacen Samsung o Motorola, de sacar tabletas con Android. Me parece, de todas maneras, que si el portatil de Google resulta verdaderamente rápido y sale barato va a ser preferible a una tableta y, desde luego no soy capaz de adivinar, salvo que se sea muy vicioso, para qué se pueden querer las tres cosas a la vez, y no estar loco, como diría Machín. 

No hay comentarios: