Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

domingo, 24 de abril de 2011

Un papel más fuerte que el acero

Investigadores de la Universidad técnica de Sydney han dado a conocer un importante paso en el desarrollo de un material que, siendo tan fino como el papel, resulta diez veces más fuerte que el acero. Se trata de un derivado del grafito, un compuesto del carbono, un elemento químico con el que la naturaleza puede hacer muchas cosas sorprendentes y con el que la tecnología ha empezado ya hace un tiempo a hacerlas. No solemos en reparar que tanto la vida como buena parte de la energía que consumimos de origen terrestre serían impensables sin el carbono. Que ahora estén empezando a aparecer aplicaciones de tanto interés como la anunciada, no debería de extrañarnos demasiado, porque los ladrillos básicos de la vida tienen innumerables secretos que aún no conocemos ni medianamente bien, ocultan inmensas posibilidades que poco a poco nos irán sorprendiendo.
No todo es tecnología digital en el mundo contemporáneo; en realidad, el desarrollo digital debe tanto, al menos, a la tecnología de materiales como a los genios del software y a los de la imagen, tipo Jobs, para entendernos. A la espera de que sea practicable la computación cuántica, los materiales se hacen más ligeros, más capaces, más resistentes y hasta más ecológicos. Esta es otra revolución que, en realidad, apenas si acaba de empezar.



No hay comentarios: