Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

miércoles, 13 de abril de 2011

La Pensión de Teddy Bautista

Según informa El Economista, Teddy Bautista, presidente de la SGAE, e inventor principal del timo del canon, no piensa jubilarse por el bien de esos autores a los que defiende de manera tan denodada. Teddy es un tipo muy listo y muy capaz, pero es un error considerarlo como alguien que defienda algo justo, porque, en realidad, defiende lo que le conviene, aunque sea una barbaridad, desde cualquier punto de vista, para el resto del mundo. La prueba de su altruismo está en que no piensa en jubilarse pese a que tiene garantizada una generosa pensión, que, muy a mi pesar, le pagamos entre todos, de 24.511,49 euros al mes para el resto de sus días, que hay que esperar sean largos y felices.
El gran éxito de los autores ha consistido en presentar como derecho algo que sin duda no lo es, porque, a lo sumo, es un ingreso que puede derivarse de la explotación de un derecho que, como todos, ha de ser controvertible, y está sujeto a unas ciertas condiciones del mercado, con perdón para los castos oídos de esta especie de socialistas ricos. El mulero tenía derecho a alquilar sus mulas para el transporte hasta que llegó el ferrocarril, pero no tuvieron a un Teddy a sus servicio que luchara con éxito para que se preservasen sus derechos.  Teddy, por el contrario, ha tenido tal éxito que nadie de los suyos le regateará una suculenta pensión como la que desprecia, dado su amor al trabajo, y, tal vez, a las ventajas del puesto. No hace falta esforzar mucho la imaginación para estimar el monto de los derechos capaces de financiar tales bicocas, hasta que la muerte les separe, aunque, bien pensado, nada me extrañaría que Bautista, un precursor como su nombre, haya previsto algún mecanismo de alivio por su desaparición, las fatales previsiones sucesorias, hacia sus desconsolados deudos.
Lo del canon podría amargar los últimos años de gestión de tan brillante ejecutivo, porque hay algunos jueces obtusos que no acaban de ver el fundamento de la exacción y creen que es una extorsión en toda regla, por muy bendecida que haya estado por el santo patrón de los cejudos.
No le faltan aliados al señor Bautista, ni en el ministerio, ni en el gobierno, ni en las teles, véase la untuosa entrevista a la Ministra Sinde del llamado Buenafuente, al que el gato de los derechos le comió la lengua crítica, lo que le falta a Teddy son razones, pero, con la pasta que maneja, seguro que puede comprar algo que se le parezca mucho.

No hay comentarios: