Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

martes, 22 de marzo de 2011

Otra idea equivocada

Según leo en mi buzz, Cátedra digitaliza  parte de sus libros descatalogados y los pone a disposición del público en la red, a la manera de Google Books. Me parece, lo diré con toda claridad, una de tantas iniciativas inútiles y desnortadas de los editores para seguir conservando un negocio que si no está completamente muerto, se acerca inexorablemente al sueño eterno, la edición tradicional de libros impresos. Es literalmente increíble la tendencia de los editores tradicionales a impulsar una forma de negocio que se ha hecho extremadamente improcedente con excusas que, en tantas ocasiones, son una pura forma de deshonestidad intelectual. Todo lo que no sea caminar hacia ediciones digitales, baratas, que disuadan de la copia por su mismo precio, continuamente renovadas y muy cuidadas es como tratar de escribir en el agua, o intentar que el océano se congele para que resulte posible. Es muy dramático contemplar que gentes que heredan un oficio que contribuyó com ningún otro a crear el mundo moderno se empeñen en embalsamarlo, en evitar el progreso de la lectura, de las ideas y de las instituciones que deben promoverlas.

No hay comentarios: