Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

miércoles, 9 de febrero de 2011

Los editores, ¿se caen del guindo?

Supongo que puede ser injusto pensar que tenemos unos editores realmente peculiares, por no decir muy, pero que muy malos, y digo que puede ser injusto porque seguramente estén en la media de calidad del país, lo que es más deprimente, pero, me temo, más exacto que considerarles inusualmente memos. Todavía siguen discutiendo a estas alturas lo de los e book y si su negocio actual es viable o está amenazado: dentro de poco habrá que dejar de usar el ejemplo de los galgos y los podencos para referirse a discusiones tontas. Según informa el diario Expansión, los editores que participaron en  Cataluña en un Observatorio sobre este tipo de cosas coincidieron en señalar la importancia de repensar la cadena de valor de su negocio”, lo que nos muestra que no andan absolutamente desprovistos de capacidad de observación, que son muy sensatos, vaya.
En un rapto de capacidad prospectiva descomunal, alguien, no me gusta hacer distinciones entre público tan selecto, señaló como "perdedores claros" a los operadores logísticos, los impresores y las librerías. Lo dicho, esta gente se está haciendo cada vez de manera más clara con una imágen nítida del panorama. Incluso ha habido voces disconformes sobre Libranda, lo que realmente resulta ser el colmo de la autocrítica creativa. No sigo dando cuenta de las durísimas verdades que se dijeron, según el periódico, pero estoy seguro de que volverán a reunirse dentro de un año, más o menos, y seguirán en sus trece, condenando la piratería, a las grandes multinacionales, la conjuración judeo masónica bolchevique y tecnológica que amenaza con entontecernos a todos, lo que explicaría bien que el público no esté siguiendo mansamente los intereses y estrategias de un colectivo tan preclaro y cultural. ¡Pena de mercado oiga!

No hay comentarios: