Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

martes, 13 de enero de 2009

En Francia no nos clickean

Una de las cosas que más me han sorprendido del análisis de los datos que ofrece el repositorio institucional del CSIC, un espacio en el que sus científicos pueden depositar los trabajos de investigación que deseen y que, en régimen de Open Access están abiertos a cuantos quieran consultarlos y bajar una copia a su archivo personal, es que desde Francia no nos clickean nada. Esto es lo que se puede comprobar en la página que examina las visitas y descargas por países de este sitio, que dicho sea de paso, está bien organizado y se utiliza con facilidad por los usuarios. La verdad es que, desde que descubrí este dato hasta hoy que he vuelto a comprobarlo, la situación gálica ha mejorado, pero sigue siendo poco brillante.

A grandes rasgos, los datos muestran que nuestra ciencia depende y se aprecia mucho más en el ámbito anglosajón y en Iberoamérica que en Europa, lo que no sé si debería preocuparnos. El país con mayor número de visitas y de descargas es Estados Unidos que ha entrado 337.000 veces en el sitio y ha bajado casi 120.000 documentos. Le seguimos nosotros mismos, España, con 175.000 visitas y casi 118.000 descargas. Luego, hay un gran salto hacia abajo hasta que se tropieza con Méjico, que se sitúa, para ambos supuestos, en los 30.000 y con Inglaterra que está en cifras en torno a los 20.000. Francia aparece muy descolgada con cifras respectivas de 2091 y 2136, algo inferiores a las alemanas y un tanto por encima de las de Portugal. En medio, una notable sorpresa: Irán tiene solo 378 visitantes, pero, sorprendentemente, casi alcanza las 20.000 descargas, lo que supone unos 60 documentos descargados por visita, intensidad lectora que, de darse en caso de los Estados Unidos significaría que debieran haber descargado cerca de los 20.000.000 de documentos que, supongo, habrían puesto en un aprieto a los técnicos del CSIC. ¿Qué significa todo esto? Pues que vivimos en una época en que hay más datos que buenas informaciones, porque para saber lo que significa un dato hay que saber ponerlo en un contexto inteligible y, para el caso de Irán, no tengo ni idea de cuál puede ser el contexto.

No hay comentarios: