Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

lunes, 27 de octubre de 2008

Sobre lectura horizontal, que no en la cama

En su blog sobre los futuros del libro,  Joaquín Rodríguez hace una afirmación realmente extraordinaria que reproduzco textualmente. "los bibliotecarios deberán ser temerosos y cautos conservadores de la cultura escrita impresa en papel, no por mero afán arqueológico, sino porque la lectura en ese soporte genera un tipo de significado enteramente distinto al que se engendra en un soporte digital que favorece una lectura horizontal y fragmentaria muy distinta. Es decir: deberán conservar todos los testimonios de la cultura escrita, allí donde se encuentren, sea cual sea la forma que hayan adoptado, sea cual fuere el soporte en el que se hayan encarnado, porque cada uno de ellos generará un tipo distinto de racionalidad". No creo que sea fácil sostener un número mucho más alto de afirmaciones sin fundamento en un número tan corto de líneas. He preguntado al autor sobre quiénes y cuándo han hecho semejante descubrimiento sobre la "lectura horizontal" o,  si se trata de un descubrimiento propio, en qué se funda. Si el autor me contesta, prometo contarlo. No es normal que descubrimientos de tan alto bordo, que diría Ortega (en escrito impreso en papel) permanezcan ignotos para el público, siempre tan ávido de novedades.

1 comentario:

José Luis González Quirós dijo...

Hice este comentario, un poco más abreviado, en el blog de Joaquín. A continuación pongo lo que me contestó y luego lo que yo le dije:

Si leemos tan solo el 20% del contenido de lo que aparece en una pantalla, según los estudios más fiables y contrastadoshttp://www.useit.com/alertbox/percent-text-read.html desarrollados por Jakob Nielsen, y si los neurobiologos están detectando que nuestro cerebro lector está sufriendo profundas alteraciones derivadas del uso de los soportes digitales (The story and science of the reading brainhttp://www.amazon.com/Proust-Squid-Story-Science-Reading/dp/0060933844/ref=sr_1_1?ie=UTF8&s=books&qid=1225186094&sr=8-1), parece que es posible colegir que el tipo de lectura que se practica es distinta y que el significado que se deriva de esa practica será forzosamente diferente.

Puedes seguir un argumento más completo en: Fedro ante la pantalla,http://weblogs.madrimasd.org/futurosdellibro/archive/2008/05/22/92550.aspx

Basta, en todo caso, con leer a Roger Chartier: el significado de un texto depende de su expresión formal.
# re: El gran momento de las bibliotecas
30/10/2008 14:05 por Jos Luis Gonzlez Quirs
Querido amigo:

Me parece bien que tengas explicaciones para lo que dices, pero, la verdad, no me parecen muy sólidas. Creo que es recomendable ser menos categórico en estos temas, lo cual también se me pude aplicar a mi, supongo. De cualquier manera estoy seguro de que no basta leer a nadie para convencerse de nada, ni vertical, ni horizontal ni conforme a un clinamen. Tampoco creo que, de ser verdad lo que dice Chartier, que me imagino no goza del privilegio de hacer verdadero cuanto dice, aún habría que mostrar que la pantalla modifica la expresión formal de un texto. Saludos